Noticias

Los puntos de información que estas dos últimas semanas se han instalado por varios barrios de Barcelona y de Sant Adrià de Besòs, entre ellos el de la Mina, nos adelantaban la celebración, este fin de semana, del Día internacional del Pueblo gitano, establecido el día 8 de abril. En 1971 tuvo lugar en Londres el primer congreso internacional de este pueblo milenario donde, entre otras cuestiones, se acordó la bandera, el himno, la festividad y el reconocimiento del romanó como lengua común de todos los gitanos y gitanas del mundo.

 

Este viernes, en la plaza Sant Jaume de Barcelona ante el Ayuntamiento, se inaugura una exposición conmemorativa del 46º. aniversario de la celebración de este Día Internacional, donde también hay un punto de información para dar a conocer su historia, personajes destacados de su pueblo y su condición de minoría mayoritaria de nuestra sociedad. A las seis de la tarde está prevista la puesta de la bandera-estandarte, por primera vez, al balcón del Ayuntamiento de la capital de Cataluña que irá acompañada de la interpretación del Gelem, Gelem, el himno gitano, a cargo del violinista Michel Borisov. Su letra habla de la razia histórica y, especialmente, por parte del nazismo, contra el pueblo gitano debido al racismo -antigitanisme-, la intolerancia y la discriminación de sus miembros.

    

Sábado, día oficial de la celebración, la jornada comienza a las 10 de la mañana en el parque de la Ciutadella, con el acto institucional en el Parlamento de Cataluña, al que asistirá la presidenta, Carmen Forcadell, y una representación de los grupos políticos de la cámara catalana. Sant Adrià de Besòs es el otro escenario de la fiesta donde tiene lugar la ceremonia del río, en el cauce del Besòs a su paso por el municipio. Los concentrados encienden velas que ponen al cauce del río y lanzan pétalo de rosas rojas. Las lámparas son un homenaje a la memoria de los antepasados, víctimas del odio y la xenofobia, especialmente, del medio millón de gitanos asesinados durante el holocausto nazi de la segunda guerra mundial. Las flores simbolizan la libertad del pueblo gitano y el éxodo del pueblo desde hace más de mil años. Al igual que su bandera con el azul que representa el cielo abierto, techo por los gitanos, y el color verde la hierba de los campos por donde han pasado a lo largo de la historia.

    

Rumba catalana, fitness y flamenco, desfile de moda, actuaciones y fuentes de colores
Por la tarde, a las cinco, está la izada de la bandera por parte del Consejo Municipal del Pueblo Gitano en el paseo de Lluís Companys, a la altura de el Arco de triunfo, con un programa de actividades que incluye taller de rumba catalana, la presentación de Fitflamc que es una adaptación de María Carrillo del fitness en el baile flamenco, y un desfile de moda gitana con las propuestas de la diseñadora Saray Fernández, hija del barrio de la Mina. Hacia las siete de la tarde, están previstos los parlamentos de las entidades gitanas y de los representantes del Ayuntamiento de Barcelona, ​​y después habrá las actuaciones de los grupos Ojos Negros, Rumba de Casa, Los Gemelos, Taillis, David de Jacoba y Los Banis. Y, como es tradición en Barcelona, ​​a las nueve de la noche en la avenida Maria Cristina está el espectáculo de las fuentes de Montjuïc que este día "pintan" la bandera del Pueblo Gitano sobre la música del Gelem, Gelem.

Consorcio del barrio de la Mina