Noticias

El grupo de participantes del proyecto Acceso, servicio de la Red de inserción sociolaboral del Consorcio, orientado al trabajo con personas con trastorno mental, y el Servicio Prelaboral Bétula, del servicio de salud mental Barcelonès Nord, se hicieron cargo de preparar el refrigerio que se ofreció, en el momento de la pausa-café, los asistentes a la Jornada sobre Experiencias para afrontar el malestar emocional, uno de los actos de la XXVI Semana Cultural del barrio.

 

Ambas entidades se pusieron de acuerdo y coordinar para llevar a cabo esta actividad "práctica" que, por un lado, aprovechaba la participación del grupo en un acto sociocultural de la comunidad, para potenciar su capacidad de autonomía y manejo de las herramientas de comunicación y relación interpersonales, que forman parte del programa formativo del proyecto. Y, por otro, la oportunidad que les da encontrarse en un entorno que les permite relacionarse y compartir experiencias con otras personas en la misma situación y condicionante. Acceso y Bétula trabajan con este colectivo y colaboran habitualmente, a partir de programas de formación que buscan desarrollar herramientas propias de capacitación personal en el ámbito emocional, social, y laboral. El equipo de usuarios preparó un salido variado de canapés y bocadillos, cuidando también de su presentación, que luego ofrecieron a los asistentes a la jornada, junto con agua, zumos y refrescos.

   

Romper el estigma sobre la Salud Mental
En cuanto a la Jornada sobre el malestar emocional, celebrada en el marco de la Semana Cultural, a finales de mayo, reunió miembros de la comunidad del barrio y profesionales diversos del ámbito social, laboral y de la salud, entre los que los equipos técnicos de los siete servicios de la Red de inserción del Consorcio. La organización de la Jornada fue iniciativa de la Comisión de Sensibilización de la Mesa de Salud Mental de Sant Adrià de Besòs, de la que el Consorcio, a través del proyecto Acceso, forma parte. Su objetivo principal es la lucha contra la estigmatización social que todavía hoy sufren muchas personas y romper los recelos hacia la Salud Mental. Y, una de las maneras más efectivas es la sensibilización de nuestra sociedad con la organización de actos como este.

La jornada, inaugurada por la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sant Adrià, Filomena Cañete, se abrió con una mesa redonda moderada por Miguel Garriz, psicólogo clínico del CSMA La Mina. El doctor, José Moya, psiquiatra, abordó el impacto de la crisis en la salud mental. Toni Albadalejo, educador social y la doctora Queralt Parés, presentaron un taller dirigido a aflorar las potencialidades personales ante la crisis. Paco Hernández, presidente de la Asociación de vecinos de la Mina, y la doctora, Marta Castellón, del CAP La Mina compartieron la experiencia de dos proyectos desarrollados y consolidados en el barrio para promover la actividad física: la caminata popular La Mina camina y el programa de ejercicios La Mina se activa. Mientras que el doctor Juan M. Mendive, también del CAP del barrio, se refirió al malestar emocional y el apoyo social, planteando las evidencias y las estrategias para abordarlo. Tras la pausa-café, la jornada finalizó con una experiencia de Qigong, de la mano del profesor Ángel Rubí, miembro fundador de la Asociación Asia Salud y diplomado en trabajo social. El Qigong es un sistema milenario de origen chino que armoniza el cuerpo y la mente teniendo presente la relación de las personas con el ambiente y la naturaleza, con el fin de aumentar y mantener nuestra energía vital y obtener un mejor bienestar físico y mental, del que pudieron disfrutar todos los asistentes a la jornada.

    

Consorcio del barrio de la Mina