Noticias

Estos días los operarios trabajan en la instalación de las baterías de nuevos contenedores para la recogida selectiva de desechos en el barrio de la Mina. Se aprovecha para reorganizar su ubicación, incrementar el número de unidades en un 30% con un estudiado reequilibrio entre las distintas tipologías de contenedor e incorporar los contenedores para recoger la materia orgánica.

De este modo, una vez completada la operación todas las baterías de contenedores tendrán cada una de las distintas fracciones: vidrio (verde), papel (azul), plásticos, envases y latas (amarillo), orgánica (marrón) y rechazo (gris ). El número de contenedores de cada especie se ha decidido de acuerdo a los parámetros establecidos por la administración, que calculan los litros de desechos que genera cada habitante, unos 12 litros por persona al día. El otro criterio que se tiene en cuenta la hora de decidir las ubicaciones es la distancia del recorrido que debe hacerse desde casa con las bolsas de basura hasta los contenedores, que no deben superar en ningún caso el 75 metros.

La renovación comienza en la Mina
Todo ello es fruto del nuevo contrato de los servicios de limpieza viaria y recogida selectiva de residuos firmado por el Ayuntamiento el pasado mes de octubre. Esta actuación ha comenzado por la Mina con la sustitución de 150 contenedores y se extenderá al resto de los barrios del municipio hasta completar la sustitución de 632 contenedores de la ciudad. Los nuevos contenedores llevan incorporado un chip de identificación que permitirá gestionar y optimizar el servicio de recogida. Son más accesibles, se integran en el espacio público y tienen un diseño moderno. El objetivo de esta actuación es hacer más cómodo para el ciudadano su uso. Los de rechazo abren activando un pedal y los otros tienen las aberturas de muy fácil acceso. Se busca así, evitar que haya desbordamientos de basura fuera de los contenedores. El plan de mejora y modernización del sistema de recogida selectiva de residuos urbanos también incluye la intensificación de la limpieza de los propios contenedores.

 

Campaña de sensibilización para la corresponsabilización
Ahora bien, todo ello necesita de la imprescindible colaboración ciudadana haciendo un buen uso de todos estos dispositivos. Es por ello, que desde el Ayuntamiento se pondrá en marcha una campaña pedagógica de difusión y sensibilización sobre la importancia que tiene hacer bien la clasificación de nuestra basura en casa. Este es el origen de toda la cadena del sistema de selección y recogida de basuras. Y, es fundamental para garantizar que, a partir de clasificar bien en casa y luego tirar la basura en el contenedor correspondiente, todo el proceso funcione y pueda garantizar el ahorro y los efectos beneficiosos para el medio ambiente que es el objetivo final. La campaña de sensibilización dirigida a la ciudadanía, el comercio y las entidades de quien se pide implicación y corresponsabilidad.

Por otra parte, el Ayuntamiento destaca que uno de los aspectos relevantes del nuevo contrato es el compromiso social. Una buena parte de las tareas de sustitución de los contenedores se hace a través de la empresa Red Ambiental, que promueve la integración laboral de personas con diversidad funcional.

Consorcio del barrio de la Mina