Noticias

Unas 500 personas de las entidades y agrupaciones del barrio participaron en el desfile de Carnaval que recorrió ayer, jueves graso, las calles de la Mina Nueva y la Mina Vieja. Abría paso el grupo Festimbal a toque de tambores y timbales y detrás seguían las vistosas comparsas que este año se han inspirado en la ciencia para decorar sus trastos y disfraces.

 

El desfile, organizado por la Comisión de Acción Comunitaria del Proyecto Educativo del barrio de la Mina (PEBmina), salió, poco antes de las seis de la tarde, del paseo Camarón, frente al centro cívico para recorre todo el paseo hasta la avenida Manuel Fernández Márquez para subir a continuación la Rambla de la Mina y, a la altura del Espacio Cultural Fuente de la Mina, continuar por la calle de Poniente y entrar en la Mina Vieja por la calle del Mar, para acabar en la plaza Teresa de Calcuta, ante la parroquia Virgen de las Nieves. En el punto de llegada los miembros de las comparsas merienda chocolate con bizcochos -se repartieron unos 175 vasos de chocolate caliente y unos 525 melindros-, en un buen entorno y ambiente para la convivencia vecinal.

    

 

Celebramos comunidad
Además de la fiesta popular que representa la celebración de Carnaval y el paso del desfile por las calles del barrio, la organización de actividades comunitarias como ésta tienen otros objetivos para las entidades vinculadas al PEBmina. Como son reforzar el sentido de pertenencia, el trabajo en equipo, la sensibilización en cuanto a temas y cuestiones que nos interpelan -este año, por ejemplo, el interés por la ciencia, la cohesión de grupo, el ejercicio del disfrute colectivo, la relación e intercambio intergeneracional, el uso social y comunitario del espacio público, y la colaboración entre entidades, servicios y Ayuntamiento.