1 2 3 4 5 6 7 8 9a 10a 11a
Català | Martes, 27 de junio del 2017 07:16:14

La Red laboral del Plan de Transformación mejora la inserción con un 35% en 2016

El porcentaje de inserciones laborales conseguidas en 2016, un 35% - 5 puntos por encima de las previsiones estimades- se traduce en 309 personas que encontraron trabajo. Un total de 1.246 personas se dirigieron, durante el 2016, a los diversos servicios de la Red de inserción sociolaboral del Consorcio, de las que 881 siguieron un itinerario personalizado para mejorar sus opciones laborales, ya sea haciendo formación o prácticas en empresas , y que finalmente firmaron un contrato de trabajo.

 

 

 

El informe anual recoge datos sobre la inserción, las prácticas en empresas y la inserción formativa de cada uno de los seis servicios, que han conformado la red en 2016, y que presentan valores de inserción desde el 51% al 16%, que varían en función del colectivo al que atienden. El colectivo femenino con la crisis ha encontrado más trabajo que no el masculino. Esto se explica por su mayor flexibilidad y adaptabilidad a los cambios, junto con una mayor constancia y una menor exigencia sobre el puesto de trabajo y sus condiciones. Por el contrario, antes de la crisis la mujer era la gran parada mientras el hombre, encontraba trabajo, sobre todo, en el sector de la construcción. De modo que actualmente, el perfil mayoritario del usuario de la red laboral es un hombre -que son el 55% -, de entre 26 y 45 años -el 60% de las personas atendidas-, con estudios primarios -el 51 % - que hace menos de un año que se encuentra en paro -el 50% -.

Itinerarios de inserción
Los resultados de inserción a lo largo del último quinquenio (2010-2015) demuestran la validez de la metodología de los itinerarios de inserción personalizados que se consensúan con el participante y que le permiten mejorar de manera progresiva y permanente su capacitación para ampliar el abanico de la oferta a la que puede acceder. Este año pasado 1.246 personas (un 10% más que en 2015) se han dirigido a los servicios de la red socio del Consorcio, de las cuales 881 se han vinculado siguiendo un proceso de inserción laboral. Las 365 personas restantes, hay que indicar que la mayoría de consultas no han sido directamente relacionadas con la búsqueda de trabajo, sino consultas puntuales para la resolución de tramitaciones on line debido a la brecha digital que afecta a una gran proporción de la población . Vienen buscando asesoramiento sobre cómo cerrar una cita previa por internet o descargar documentación, por ejemplo, y buscan el referente de los servicios del Consorcio con quien tienen confianza para pedir ayuda y hacer uso de los recursos disponibles.

Se puede decir que este 2016 se ha recuperado la dinámica de crecimiento anterior a la crisis, que venía marcada por un crecimiento progresivo que se rompió en 2008, cuando se encontraba en el 37%. Era un momento en que el sector de la construcción ofrecía altos índice de inserción. En el año 2012 las cifras de inserción tocan fondo con 184 contratos laborales. Después, partir del año 2013 comienza una lenta recuperación, con un total de 238 inserciones hasta las 309 del pasado 2016. Ahora bien, el mercado laboral actual ha cambiado a raíz de la crisis, con respecto a las condiciones de trabajo que son más precarias en cuanto a la duración y al sueldo, que repercute en una pérdida de poder adquisitivo para las familias.

      

Encadenar contratos de 3 meses
El sector servicios es el que presenta mayor oferta. Concretamente, ha generado el 84% de las inserciones que se han producido, distribuidas de la siguiente manera: limpieza (25%), hostelería y restauración (13%), comercio (11%) y manufacturas y manipulados -a menudo por parte de empresas de inserción y centros especiales de trabajo- (9%). La mayor contratación se corresponde a períodos de entre 3 y 6 meses, hasta 162 y de menos de 3 meses con un total de 110. Esta es la dinámica que está caracterizando el mercado de trabajo desde hace años, acentuada por la crisis económica. Lo más habitual es ir encadenando este tipo de contrato con cortos períodos en situación de desempleo entre medio. Ahora hay más gente trabajando, aunque este trabajo sea precario. Por lo tanto esta población que está vinculada al mercado activo de trabajo, aunque sea de esta manera, hace un uso mucho más puntual de los servicios de la red. Porque además después de todos estos años trabajando, formando, asesorando, acompañando y orientando población en paro, la persona ha adquirido mayores recursos personales para poder buscar trabajo activa de forma mucho más autónoma y hacer un cambio de trabajo sin tener que recurrir en la red.

La Red del Consorcio está formado por servicios específicos y especializados según las necesidades y características de los participantes. La puerta de entrada a la red es el SIOL (Servicio de Información y Orientación Laboral) donde se hace la primera acogida y atención personalizada; pasando por los servicios que atienden a colectivos específicos como son: Acércate en el Trabajo, para jóvenes sin la titulación obligatoria ni experiencia laboral mínima; Itinerarios de Inserción para Mujeres, para el colectivo femenino; Acceso, que se dirige a las personas con afecciones de salud mental, y Sitúate, que trabaja para la inserción de las personas con problemas de drogodependencias. Y el Club de Trabajo, servicio de la red que ofrece recursos y asesoramiento para la búsqueda de trabajo a la población activa más autónoma, capaz de hacer uso de los webs de ofertas laborales.

La colaboración de las empresas
En 2016 se han hecho 17 nuevos convenios y, éstos, ya suman 146 al cierre del año. Las empresas ofrecen trabajo, prácticas y visitas para los usuarios de los servicios de la red. Han sido un total de 269 empresas que han generado trabajo para las 309 personas insertadas en 2016, al margen de si se ha establecido un convenio estable de colaboración o no con el Consorcio. En cuanto a las prácticas, de estas se han beneficiado 19 personas que han acumulado un total de 1.215 horas realizadas, mayormente como camareros, operarios de mantenimiento y limpieza, a través de los dos servicios de la red que ofrecen prácticas, Acércate al trabajo y Itinerarios de inserción para mujeres. Los programas de prácticas de trabajo real en empresas son de entre 60 y 90 horas, periodo suficiente para que estas puedan poner a prueba el / la trabajador / a. Del total de organizaciones que han hecho contratación, el 87% son empresa privada, el 8% es administración pública y el 5% son entidades del tercer sector. El Consorcio cuenta con un servicio específico para la prospección de empresas que trabaja conjuntamente con los equipos técnicos de cada servicio para ampliar el número de convenios de colaboración.

Consorcio del barrio de la Mina