Atención Ciudadana

Atención presencial sin necesidad de cita previa:
De lunes a jueves de 08:30h a 14:00h y viernes de 08:30h a 13:30h
Teléfono de contacto: 934620020
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Debido a la aplicación de la normativa restrictiva para controlar la pandemia, la caja de los juegos ha tenido que establecer un régimen de turnos para dar acceso al mayor número de familias garantizando las medidas de seguridad. El espacio interior donde se realizan las actividades y los juegos también se ha delimitado para asegurar la distancia entre los grupos burbuja que coinciden en cada turno.

 

Con las restricciones de movilidad y el confinamiento municipal los fines de semana una de las pocas opciones para las familias con niños es ir al parque del Besòs y, especialmente, a la caja de los juegos. Donde se pueden distraerse y pasar unas horas al aire libre. Estas nuevas dinámicas sociales que modifican las rutinas y los hábitos de ocio, están representando un aumento de la afluencia de público a este servicio familiar del Consorcio. El pasado mes de noviembre la media de las mañanas de domingo ha sido de unas 50 personas, entre niños y adultos. Domingo 1 de noviembre se llegó a 55 personas. El aumento de visitantes, sin embargo, no es sólo el fin de semana. Ha habido días entre semana con asistencias de más de 40 personas que han pasado por la Caja a lo largo de las dos horas y media que está abierto el servicio por la tarde ahora los meses de invierno.

 

Es así como en periodos de una hora o 45 minutos en función de la afluencia de cada momento, cada vez acceden cuatro familias, mientras las demás esperan fuera del recinto que queda delimitado por una valla metálica. Esto ha obligado al equipo de educadoras a gestionar las reservas de turnos y el orden de las entradas y salidas. Algunas familias aprovechan la espera para dar una vuelta por el parque, pero, la mayoría prefieren quedarse allí mismo. De modo que para hacerlos allí la espera menos pesada también se facilitan pelotas y juegos para los que se esperan.

A toda esta nueva organización para la gestión de espacios, tiempo y necesidades de las familias, hay que añadir la aplicación de los protocolos de limpieza de los juegos y juguetes después de cada uso.

Consorcio del barrio de la Mina